Tributación de inmuebles para No Residentes: Guía práctica 2024

Tabla de contenidos

Para el ejercicio fiscal de 2024, la Agencia Tributaria ha incrementado la vigilancia sobre las obligaciones fiscales de inmuebles en España, especialmente focalizando en aquellos que pertenecen a NO RESIDENTES.

Descubre cómo tributan los no residentes con propiedades o inmuebles en España a través del modelo 210:

Tipos de rentas de inmuebles en España: guía fiscal para no residentes

Los ingresos procedentes de los inmuebles en España están sujetas al Impuesto sobre la Renta de no Residentes. 

En situaciones de proindiviso o propiedad compartida, como en matrimonios, hermanos o entre varias personas, cada propietario es considerado un contribuyente independiente y debe presentar declaraciones fiscales por separado.

Te interesa: Consejos para hacer la Declaración de la Renta

Descubre los diversos tipos de tributación que afectan a los propietarios de inmuebles, dependiendo de su uso y destino:

Imputación de renta en inmuebles urbanos

Si posee un inmueble para uso propio o está desocupado, aplicará la imputación de renta inmobiliaria

Esta se produce cuando el inmueble no está siendo arrendado. La premisa subyacente es la consideración de que cualquier propiedad que no sea utilizada como vivienda habitual tiene el potencial de generar ingresos mediante su alquiler. 

En ausencia de esta actividad, Hacienda no está dispuesta a renunciar a la parte correspondiente de los rendimientos que el inmueble podría generar.

Rendimientos de inmuebles arrendados

En el caso de que tu propiedad esté bajo un contrato de alquiler, deberás tener en cuenta los rendimientos generados por los ingresos procedentes del arrendamiento. Este escenario también implica sus propias obligaciones tributarias. 

Recuerda que estas obligaciones pueden coexistir, lo que significa que un mismo inmueble puede estar sujeto a la imputación de renta inmobiliaria y a la tributación de los ingresos de alquiler. 

Esta situación se presenta cuando, a lo largo de un mismo año natural, el inmueble pasa períodos sin estar alquilado y otros períodos en los que sí lo está.

Tributación en caso de venta

Al vender tu inmueble, ten presente que se generará una ganancia patrimonial. Este aspecto conlleva implicaciones fiscales que debes conocer para evitar sorpresas futuras.

Plazos de presentación

El plazo de presentación de las obligaciones fiscales varía según la naturaleza de las rentas:

  • Imputación de rentas inmobiliarias: Si el inmueble estuvo a su disposición durante el ejercicio, ya sea durante un periodo de tiempo o la totalidad del año, el plazo de presentación suele ser desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre del año siguiente.

 

  • Rendimientos obtenidos por inmuebles: Cuando se trata de rendimientos generados por una vivienda en alquiler, la presentación debe llevarse a cabo en los primeros 20 días naturales del mes siguiente al trimestre en que se hayan generado dichos ingresos

 

  • Transmisión de bienes inmuebles: Si se trata de la transmisión de bienes inmuebles por parte de no residentes, el plazo es de 3 meses desde la fecha de transmisión.

Cálculo del importe a ingresar no residentes: Consejos y beneficios fiscales

La determinación precisa del importe a tributar es esencial y varía según el tipo de renta generada. 

Comprender cómo calcularla adecuadamente es crucial para garantizar un cumplimiento tributario eficiente y maximizar beneficios fiscales.

1. Alquiler de inmuebles: maximizando deducciones para residentes en la UE y el EEE

En el caso de inmuebles alquilados, la base imponible se establece como el importe íntegro de los alquileres percibidos, sin la opción de deducir gastos. Sin embargo, para residentes en otros Estados miembros de la Unión Europea (UE) y el Espacio Económico Europeo (EEE), existe la valiosa posibilidad de restar gastos deducibles de los rendimientos íntegros

2. Inmuebles no alquilados

En el caso de inmuebles no alquilados o a disposición, el importe sobre el que se tributa se establece en el 2% del valor catastral del inmueble, o el 1,1% si dicho valor ha sido revisado. Es crucial destacar que esta imputación de rentas sigue la misma regulación aplicada a los residentes.

3. Cálculo de la cuota tributaria: un paso clave hacia el cumplimiento

Del resultado de las operaciones anteriores para cada tipo de renta, obtenemos la base imponible. Esta cantidad se multiplica por el tipo impositivo para finalmente determinar la cuota tributaria a ingresar. 

Mientras el tipo impositivo general es del 24%, es importante destacar que los residentes en la UE o el EEE pueden beneficiarse de una tasa reducida del 19%.

4. Importancia del certificado de residencia fiscal: acceso a beneficios significativos

Para los residentes en la UE o en el EEE, la obtención de un certificado de residencia fiscal es crucial. Este documento no solo demuestra tu estatus, sino que también te concede el acceso a la deducibilidad de gastos por alquiler y al tipo impositivo preferencial del 19%.

En definitiva, entender las complejidades del cálculo tributario para diferentes tipos de renta en el ámbito inmobiliario de los no residentes es fundamental. 

Maximizar las deducciones y aprovechar las tasas reducidas son estrategias clave para garantizar un cumplimiento tributario eficiente y optimizar los beneficios fiscales disponibles para los residentes en la UE y el EEE.

CONTACTA CON NOSOTROS

¡Síguenos en RRSS!

Comparte

Otros artículos

Mejores Programas de Contabilidad

Los programas de contabilidad son una herramienta esencial para cualquier negocio o trabajador autónomo. Permiten llevar un registro preciso de las finanzas de la empresa,