Autónomo o Sociedad Limitada ¿Qué es mejor?

Como asesoría online, y presencial en Córdoba, cada vez tenemos más clientes que empiezan su proyecto como autónomos, pero, llega un momento, en el que se plantean la duda de si quedarse como Autónomos o pasarse a Sociedad Limitada (SL).

Si tienes un negocio y estás dado de alta, seguro que esta cuestión te ha pasado más de una vez por tu cabeza. Es normal, este paso es uno de los más importantes a la hora de crecer en nuestra profesión, pero, no siempre, es aconsejable dar ese salto. En cambio, hay situaciones en las que es lo más recomendable.

Para despejar tus dudas, sobre si ser autónomo o sociedad, en nuestra asesoría online en Córdoba, vamos a despejar tu campo de visión sobre las dos situaciones y, así, poder conocer cuál podría ser la opción que te interesa más.

CONTACTAR

Autónomo o Sociedad Limitada ¿Cuál te interesa más?

Despendiendo del momento en el que te encuentres, ingresos, si tienes o no trabajadores, cuántos socios sois, cuáles son tus objetivos, y otros factores, tu elección y ventajas pueden verse determinadas por tu elección. Para ello, vamos a contarte qué cuáles son sus diferencias, sus responsabilidades y cuáles son sus ventajas.

Cómo darse de alta en autónomos vs cómo darse de alta en una Sociedad Limitada

Para darte de alta como autónomo, tienes que ir a Hacienda y registrarte en el IAE con el modelo 037. Después, ir a la Seguridad Social y registrarte en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Ambos trámites son gratuitos y puedes hacerlo presencialmente, o telemáticamente.

Para darte de alta como Sociedad Limitada, es un poco más complejo, ya que supondrá costes y los trámites con más extensos. Para ello, tienes que:

  • Pedir el certificado de denominación social en el registro mercantil.
  • Abrir una cuenta en un banco para ingresar el capital social, con un mínimo de 3.005€.
  • Redactar los estatutos.
  • Obtener la escritura pública otorgada por un notario.
  • Pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.
  • Darse de alta en el registro mercantil.
  • Solicitar el CIF provisional a Hacienda.
  • Dar de alta la sociedad en el IAE.
  • Dar de alta la sociedad en la Seguridad Social y afiliar a los trabajadores.

En resumen, todos estos trámites pueden costar entre 1.000 y 2.000€ (sin contar la aportación de capital) y, si eres socio de la empresa o administrador, también tendrás que darte de alta como Autónomo previamente.

Obligaciones Fiscales y Contables

Obligaciones contables autónomos vs obligaciones contables Sociedad Limitada

En cuanto a las obligaciones, el Autónomo, tiene que llevar, únicamente, tres registros:

  • Registro de las facturas emitidas.
  • Registro de las facturas recibidas.
  • Registro de las inversiones, en el caso de que hayan.

Con respecto a la Sociedad Limitada, además de los registros solicitados, tiene que llevar una contabilidad completa, conforme al Plan General Contable (PGC).

Obligaciones fiscales autónomos vs obligaciones fiscales Sociedad Limitada

En el ámbito fiscal, ambos tienen que hacer las declaraciones del IVA trimestrales y anuales. La diferencia, es que un autónomo tendrá que hacer pagos a cuenta del IRPF, mientras la Sociedad Limitada tendrá que hacer pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades (IS). En ambos casos es trimestral.

Estimación IRPF autónomo vs estimación IRPF Sociedad Limitada

A partir de unos ingresos, empieza a compensar tener una Sociedad Limitada, ya que pagaremos menos impuestos. Sin embargo, no hay que olvidar que los dividendos también tributan en el IRPF, así que hay que realizar una comparación acertada, donde se tomarán muchos factores en cuenta:

  • Resultados previstos para los próximos años.
  • Sueldo atribuido al socio administrador.
  • Cuántos beneficios se dejarán en la empresa para financiar inversiones.
  • Parte de los beneficios que se repartirán a los socios y plazo de tiempo.
  • Situación personal de los emprendedores (a efectos de IRPF)

Estos factores, entre otros que deberías consultar con tu asesoría de confianza.

También es importante destacar que, si solo hay un emprendedor, montar una Sociedad Limitada podría considerarse un fraude, por evadir la obligación de pagar IRPF.

En el caso de los autónomos, los pagos siempre serán la misma cantidad, se gane o se pierda, una vez llegado a la cantidad indicada (sin contar con las ayudas a Autónomos emprendedores, en los meses de inicio que, como sabrás, la cantidad es más reducida).

CONTACTAR

Ventajas autónomos vs ventajas Sociedad Limitada

La elección de Autónomo te ayudará y facilitará tu actividad si:

  • Tu volumen de negocio y beneficios son pequeños, y lo seguirán siendo.
  • No hay o hay pocos empleados.
  • Solo hay un emprendedor/inversor en la empresa.
  • No se van a vender participaciones en un futuro.

En cambio, tu situación puede ser diferente y, es cuando, tendrás que optar por Sociedad Limitada. Esto se daría cuando:

  • El volumen de negocio y los beneficios son altos o hay previsión de serlos en un futuro cercano.
  • Hay más de un socio.
  • Se van a contratar a varios empleados.
  • Se quiere o se piensa en vender participaciones en un futuro.

Qué es mejor Autónomo o Sociedad Limitada

En resumen, a menos que haya otras sugerencias por motivos comerciales o económicos (o que esté interesado en asociarse con alguien, ¡por supuesto!), Le recomendamos que se registre como autónomo y utilice la forma más barata y fácil de empezar un negocio. Una vez que la empresa tenga un buen rumbo y su facturación es alta, debe cambiar a SL o Sociedad Limitada Unipersonal (SLU).

Book now

Give us a call or fill in the form below and we'll contact you. We endeavor to answer all inquiries within 24 hours on business days.